Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

¿Cómo afectarán al taller los cambios en las medidas?

26.11.2018

El kilo, el amperio, el kelvin y el mol cambiarán a partir de mayo de 2019. El Comité Internacional de Pesos y Medidas ha tomado esta decisión recientemente.

Parece inevitable preguntarse cómo afectará esto a los talleres, sobre todo los de electromecánica, que trabajan normalmente con unidades como el amperio para medir la intensidad de la corriente. También los de chapa y pintura, que utilizan básculas para hacer mezclas.

En realidad, lo que variará será la manera de establecer estas medidas, que ha ido variando con el tiempo. En el caso del amperio, hasta ahora se trataba del resultado de la corriente generada entre dos conductores rectos paralelos de longitud infinita, colocados a un metro de distancia en el vacío. Desde ahora, se definirá por la carga eléctrica elemental, el electrón (e= 1,602 176 634 × 10−19 A s).

En cuanto al kilogramo, hasta ahora se establecía por un pequeño cilindro de platino e iridio que se guardaba en Francia, protegido por tres campanas de cristal en una caja fuerte. Como en el último siglo perdió 50 microgramos, se ha decidido utilizar una constante, la de Planck, para establecerlo a partir de ahora.

Así, más que las medidas en sí mismas, lo que ha variado es el procedimiento para establecerlas. Por ese motivo, estos cambios no afectarán a la vida cotidiana: ni básculas ni aparatos de medición eléctrica tendrán que sufrir modificaciones. Estos equipos seguirán siendo perfectamente válidos.

Compartir:

Principales marcas distribuidas